Una vuelta más a las clausulas suelo

El Tribunal Supremo considera nulos los acuerdos alcanzados por los bancos en relación a las clausulas suelo.

EL TRIBUNAL SUPREMO Y LAS CLAUSULAS SUELO

El Tribunal Supremo se acaba de pronunciar acerca de los acuerdos de modificación que los bancos han venido firmando a lo largo de estos años con sus clientes. A través de estos acuerdos unas veces privados y otras firmado ante Notario se modificaban los tipos de interés, o directamente “quitaban la clausula suelo”,  incorporando una renuncia expresa  a reclamar las cantidades cobradas de más.

Estos acuerdos se han ofrecido por parte de los bancos a sus clientes durante el tiempo que el Tribunal Supremo ha tardado en declarar la retroactividad total de las cantidades a devolver por parte de las entidades bancarias cuando la clausula incorporada al contrato de préstamo ha sido declarada nula.

Han sido muchos los clientes que ante la inseguridad de lo que podía ocurrir, y en un contexto de crisis económica, han firmado  esos acuerdos ya que en la mayoría de los casos suponía una reducción de la cuota de hipoteca a pagar cada mes.

A raíz del Decreto 1/2017 de medidas urgentes de protección de consumidores en materia de clausula suelo,  han sido mucho los clientes –consumidores, que acogiéndose a dicho Decreto han planteado una reclamación para que le devuelvan las cantidades abonadas de más por aplicación de la clausula suelo, y han recibido como contestación que no puede prosperar su reclamación en base al acuerdo que habían firmado, que incluía una estipulación por la que se deban por satisfechos, y no podían reclamar nada más a la entidad bancaria por la clausula suelo.

Esos acuerdos se deben considerar nulos por dos aspectos:

En primer lugar porque se trata una renuncia a derechos de los consumidores. Esta renuncia se encuentra prohibida por el Real Decreto Legislativo 1/2007 de 16 de noviembre por el que se aprueba el texto refundido de la Ley General para la Defensa de los Consumidores y Usuarios, concretamente en su artículo 10 se establece que la renuncia previa a derechos de los consumidores es nula.

Y en segundo lugar según nuestro Código Civil, un contrato que sea declarado nulo, su efecto es la inexistencia del mismo, y por tanto carece de efectos jurídicos, por lo que aplicado al tema que tratamos, si la clausula suelo es nula, no se puede modificar posteriormente sino que debe ser eliminada sin mas y restituir la situación al momento origen del contrato.

Pues bien según ha dictaminado la Sala de lo Civil de nuestro Tribunal Supremo mediante Sentencia nº 558/2017  de fecha 16 de octubre de 2017, “ la nulidad absoluta o de pleno derecho es insubsanable  y no permite la convalidación del contrato.”

Habrá que seguir esperando las próximas sentencias de nuestros Tribunales para ver si se siguen poniendo fin a las practicas bancarias abusivas

Ahora, es tu turno

¿Qué piensas del post?

¿Consideras que a pesar de las ultimas sentencias condenando a los Bancos, las entidades bancarias continúan realizando practicas abusivas hacia los consumidores?

Artículos relacionados

¿Y tú qué opinas?