¿Cómo se elige al Fiscal General del Estado?

Durante los últimos días, y como consecuencia del fallecimiento del Fiscal General de Estado, han surgido comentarios y muchas dudas acerca de  cómo se elige al Fiscal General, pero ¿realmente conocemos la institución del Ministerio Fiscal?. Con este post vamos a intentar acercar esta figura y saber como participa en los procedimientos judiciales.

Tras el repentino fallecimiento del Fiscal General de Estado Don Juan Manuel Maza, muchas personas se han planteado cómo se designa al Fiscal General, y quién lo elige. Pues bien, el Fiscal General del Estado es nombrado por el Rey a propuesta del Gobierno , oído el Consejo General del Poder Judicial y la idoneidad de la persona propuesta será valorada por la correspondiente  Comisión del Congreso de los Diputados. Sus funciones básicamente se concretan en impartir órdenes e instrucciones para el servicio de la Fiscalía, se encarga de marcar las directrices generales para mantener el principio de unidad de criterio dentro de la Fiscalía. Es decir, que el criterio de los fiscales sea el mismo en todo el Estado.

Pero ¿qué es el Ministerio Fiscal?, muchas personas cuando llegan a la sala de audiencias preguntan quién es el Fiscal, y desconocen cuales son sus funciones en los tribunales, es un operador jurídico un poco desconocido. En términos muy generales podemos decir que el Ministerio Fiscal es quien vela para que se respete la legalidad. Sus funciones concretas están reguladas en el artículo 3 del Estatuto de Ministerio Fiscal, aprobado por la ley 50/1981 de 30 de diciembre. Sus funciones son:

  • 1. Velar por que la función jurisdiccional se ejerza eficazmente conforme a las leyes y en los plazos y términos en ellas señalados, ejercitando, en su caso, las acciones, recursos y actuaciones pertinentes.
  • 2. Ejercer cuantas funciones le atribuya la ley en defensa de la independencia de los jueces y tribunales.
  • 3. Velar por el respeto de las instituciones constitucionales y de los derechos fundamentales y libertades públicas con cuantas actuaciones exija su defensa.
  • 4. Ejercitar las acciones penales y civiles dimanantes de delitos y faltas u oponerse a las ejercitadas por otros, cuando proceda.
  • 5. Intervenir en el proceso penal, instando de la autoridad judicial la adopción de las medidas cautelares que procedan y la práctica de las diligencias encaminadas al esclarecimiento de los hechos o instruyendo directamente el procedimiento en el ámbito de lo dispuesto en la Ley Orgánica reguladora de la Responsabilidad Penal de los Menores, pudiendo ordenar a la Policía Judicial aquellas diligencias que estime oportunas.
  • 6. Tomar parte, en defensa de la legalidad y del interés público o social, en los procesos relativos al estado civil y en los demás que establezca la ley.
  • 7. Intervenir en los procesos civiles que determine la ley cuando esté comprometido el interés social o cuando puedan afectar a personas menores, incapaces o desvalidas en tanto se provee de los mecanismos ordinarios de representación.
  • 8. Mantener la integridad de la jurisdicción y competencia de los jueces y tribunales, promoviendo los conflictos de jurisdicción y, en su caso, las cuestiones de competencia que resulten procedentes, e intervenir en las promovidas por otros.
  • 9. Velar por el cumplimiento de las resoluciones judiciales que afecten al interés público y social.
  • 10. Velar por la protección procesal de las víctimas y por la protección de testigos y peritos, promoviendo los mecanismos previstos para que reciban la ayuda y asistencia efectivas.
  • 11. Intervenir en los procesos judiciales de amparo así como en las cuestiones de inconstitucionalidad en los casos y forma previstos en la Ley Orgánica del Tribunal Constitucional.
  • 12. Interponer el recurso de amparo constitucional, así como intervenir en los procesos de que conoce el Tribunal Constitucional en defensa de la legalidad, en la forma en que las leyes establezcan.
  • 13. Ejercer en materia de responsabilidad penal de menores las funciones que le encomiende la legislación específica, debiendo orientar su actuación a la satisfacción del interés superior del menor.
  • 14. Intervenir en los supuestos y en la forma prevista en las leyes en los procedimientos ante el Tribunal de Cuentas. Defender, igualmente, la legalidad en los procesos contencioso-administrativos y laborales que prevén su intervención.
  • 15. Promover o, en su caso, prestar el auxilio judicial internacional previsto en las leyes, tratados y convenios internacionales.
  • 16. Ejercer las demás funciones que el ordenamiento jurídico estatal le atribuya.

Esperamos que con estas líneas hayamos podido acercar un poco más la figura del Fiscal a los ciudadanos, pues se trata de uno de los pilares del sistema judicial, y los encargados de velar por la legalidad y los intereses de los mas desfavorecidos.

Artículos relacionados

¿Y tú qué opinas?